Saltar al contenido
Turistas de Viaje

3 Razones para pasar las vacaciones en Moldavia

Moldavia Mapa

Elegir dónde pasar sus vacaciones puede ser una tarea muy difícil, especialmente si desea una experiencia inusual (o, por qué no, está considerando sólo las opciones más baratas). Hay algunos lugares para visitar que podrían dar una experiencia totalmente única, sólo tienes que ser lo suficientemente valiente y estar listo para un tipo de viaje diferente, y es por eso que le traemos 3 razones para pasar las vacaciones en Moldavia, un pequeño país europeo sin salida al mar, que se encuentra entre Rumania al oeste y Ucrania al este, del cuál además aprenderemos un poco.

Vacaciones en Moldavia – Qué hacer en Moldavia

1- Lugares increíbles

Aunque Moldavia es un país sin salida al mar o no tiene montañas, el país tiene algunos lugares maravillosos para visitar. Uno de ellos es Orheiul Vechi (Viejo Orhei), la vista más impresionante de Moldavia.

Este complejo arqueológico tiene un rico significado cultural e histórico, además de ser un lugar de gran belleza natural. Además del río Răut, este complejo al aire libre cuenta con fortificaciones, baños, cuevas, ruinas y monasterios, todos los cuales se remontan a las tribus dacianas de hace 2000 años. Debido a la singularidad de la zona, se ha construido un museo para ofrecer exposiciones e información sobre este maravilloso lugar.

También hay que visitar la Bodega Cricova. La segunda bodega más grande del mundo; es sin duda un lugar para ver antes de envejecer. Cuenta con 120 km de complicadas calzadas sobre rasante y un elaborado sistema de túneles subterráneos que resistieron desde el siglo XV. Admirar 1,25 millones de botellas de vino te motivará a llevarte algunas contigo, seguro.

O puede visitar incluso una bodega más grande (pero necesitará un coche para ello) que se extiende hasta los 220 km, bajo tierra y se ganó su lugar en el Libro Guinness de los Récords Mundiales por tener la mayor colección de vinos, más de 2 millones de botellas, Milestii Mici.

Si usted nació en una ciudad, seguro que disfrutará de una visita a la Reserva Natural Padurea Domneasca (Bosque Real). Esta es la mayor reserva natural de Moldavia, se encuentra en Glodeni. No deje de admirar los robles más antiguos del país (se estima que el roble más antiguo tiene unos 450 años) y el lugar llamado “One Hundred Hills“, un paisaje de lomas onduladas.

2. Frutas y verduras frescas

Si usted es un gran fanático de la comida orgánica o simplemente un amante de la comida, le fascinará el sabor imbuido de las frutas y verduras de temporada. Cerezas, fresas, melocotones, ciruelas, moras, frambuesas – consumidas tal cual o en batidos, sangría o con helado – todas estas oportunidades son saludables, sabrosas y baratas. Nunca has probado tomates y pepinos tan frescos y deliciosos como los que se venden en Moldavia durante el verano. Todo tipo de frutas y verduras, junto con hierbas frescas y aromáticas, hacen que las comidas tradicionales sean aún mejores de lo habitual (y ya están llenas de sabor y son deliciosas).

Moldavia es un país agrario, por lo que la mayoría de las frutas y verduras de temporada son orgánicas y no están modificadas genéticamente. Para encontrar las mejores ofertas, lo más probable es que tenga que visitar un mercado (que puede estar bastante lleno y extraño para aquellos que están acostumbrados a las tiendas, pero vale la pena el esfuerzo), pero vamos, vas a estar de vacaciones en Moldavia, todo se vale.

3. Hoteles en Moldavia

Los mejores hoteles de Moldavia tienen todas las condiciones para una estancia cómoda y un poco más. Un buen hotel en Chisinau puede ser suficiente para unas agradables vacaciones en Moldavia, aunque no se visiten todos los objetivos turísticos del país. El país es bastante pequeño, por lo que puedes incluso quedarte en el mismo lugar y hacer pequeñas excursiones de un día para visitar Orhei o Cricova (o cualquier otro lugar que te guste).

Las reservas son bastante fáciles de hacer, ya que el sistema de reservas está bien desarrollado en los mejores hoteles. Para reservar una habitación en Chisinau, la capital de Moldavia, una llamada telefónica o una breve visita en línea podría ser suficiente. La gama de precios es bastante amplia, por lo que podrá elegir el nivel de comodidad que desee y se pueda permitir.

Chisináu Moldavia

Chisináu es la Capital de Moldavia. Entre los edificios de arquitectura de estilo soviético se pueden encontrar construcciones emblemátias como la catedral de la Natividad, de estilo neoclásico. Esta iglesia rematada con una cúpula se enclava en el parque de la catedral de Chisináu, una plaza con un arco triunfal que rinde tributo a la victoria rusa contra el Imperio otomano en el siglo XIX. El parque central Ștefan cel Mare lleva el nombre de un príncipe moldavo que resistió al dominio otomano.

Algunos datos de Chisináu

  • Superficie: 123 km²
  • Elevación: 85 m
  • Código postal: MD-20xx
  • Población: 669.694 (Según datos oficiales del 2012)
  • Moldavia Moneda: Leu moldavo

Moldavia Idioma

El idioma rumano es el idioma oficial de Moldavia. El ruso, el gagauze y el ucraniano son las principales lenguas minoritarias que se hablan en el país.

Moldavia Mapa

Moldavia Mapa

Moldavia Bandera

La bandera de Moldavia consiste en un tricolor vertical de rayas azules, amarillas y rojas. Esta base es idéntica a la bandera de Rumania, sin embargo, en el centro de la franja amarilla, se coloca un emblema nacional moldavo. Representa un águila real con una cruz dorada en el pico, una rama de olivo en una garra y un cetro en la otra. El águila tiene un escudo donde se muestra la cabeza de un bisonte – que debe denotar la fuerza, la independencia y el orgullo de la nación moldava.

Moldavia bandera

Hasta 2010, el emblema nacional se utilizaba sólo en la cara de la bandera, por lo que la bandera de Moldavia pertenecía a las pocas banderas con diferentes lados. En la actualidad, hay una versión en espejo del emblema nacional en el reverso.

Moldavia Historia

Moldavia es parte integrante de Europa y tiene una rica historia. Este país está situado en la zona de contacto entre diferentes tendencias culturales e históricas -cárpatos-balcanes, centroeuropeos y euroasiáticos- y durante su historia multimillonaria absorbió armoniosamente diversas tradiciones culturales de pueblos protoindoeuropeos y pueblos indoeuropeos arcaicos, entre los que se incluyen los tracios, eslavos, celtas, godos, hunos, etc., obteniendo así rasgos específicos e inigualables.

En el territorio de la República de Moldova encontramos una concentración especial de monumentos históricos y arqueológicos (aproximadamente ocho mil) que tienen un valor cultural e histórico no sólo a nivel nacional, sino también en el contexto general de los valores humanos europeos.

El territorio de Moldavia estuvo poblado desde la antigüedad. Numerosos vestigios arqueológicos confirman la existencia de seres humanos en estos lugares desde la época del Paleolítico Inferior (hace aproximadamente 500 mil años).

A finales del V y principios del IV milenio a.C., en la época del Eneolítico, se formó la Cucuteni-Tripolie, una de las culturas más notables, con actuaciones incomparables en el campo del arte de la época.

La civilización Getho-Dacian se remonta a los siglos VI-I a.C., y se extendió por toda Moldavia. Desde 105 a.C. – después de la conquista de Dacia por el emperador Trajano, la población local fue romanizada, tomando de los conquistadores su lengua y cultura avanzada del Imperio Romano.

Después de la evacuación de las legiones romanas de estos territorios (en 271, en el reinado de Aureliano), comenzó la época de las “naciones migratorias” (godos, hunos, avaros, eslavos), que terminó con la formación del estado feudal moldavo en 1359. Bogdan I es considerado su fundador.

En 1812, como resultado del Tratado de Paz ruso-turco firmado en Bucarest, la parte oriental de Moldavia, situada entre los ríos Prut y Nistru, llamada Besarabia, fue anexionada al Imperio Ruso, siendo así una provincia rusa hasta 1918.

En 1918, la autoridad suprema del Estado de Besarabia, Sfatul Tarii, decidió unirse a Rumanía. Esta unidad duró hasta 1940, año en que el país fue anexionado por la Unión Soviética como consecuencia del Pacto Ribbentrop-Molotov de 1939. Moldavia funcionó como una entidad territorial dentro de la URSS hasta la última década del siglo XX.

El 27 de agosto de 1991, la República de Moldova se convirtió en un Estado independiente y soberano.

Vacaciones en Moldavia – Moldavia Turismo

Aunque tiene una superficie pequeña, la República de Moldova, como destino turístico, tiene un gran potencial representado en primer lugar por el aspecto geomorfológico de su territorio: una diversidad inusual de reservas paisajísticas o paisajes y monumentos geológicos únicos de valor europeo y mundial.

Durante la última década, las formas prioritarias de turismo en la República de Moldova han sido: turismo rural, enológico, cultural, de salud y de belleza.

Qué ver en Moldavia

Turismo Rural

El paisaje agrícola y pintoresco de Moldavia propone varios servicios para los turistas que desean permanecer en medio de la naturaleza:

– ofreciendo a los turistas un alojamiento tradicional, de estilo rural;

– dándoles la oportunidad de disfrutar de las actividades del país;

– familiarizarlos con el folklore, el entretenimiento y las tradiciones locales;

– exhibir artesanías a los turistas y darles la oportunidad de participar en su producción;

– ofreciendo artesanías para la compra.

Enoturismo

Los viñedos también constituyen atractivos del campo. A lo largo de los siglos, Moldavia ha adquirido una rica tradición en el cultivo de la vid y la producción de vino. Hay 142 bodegas en la República de Moldova, de las cuales 23 tienen experiencia y facilidades para recibir visitantes. Aquí los turistas pueden experimentar y aprender sobre los complejos procesos de producción, ver el embotellado y, por supuesto, probar el producto final. El vino de la República de Moldova goza de una buena reputación internacional por su calidad.

Como país vinícola, la República de Moldavia ofrece a los visitantes la oportunidad de elegir sus itinerarios favoritos: bodegas subterráneas y ciudades, instalaciones de almacenamiento de vino, fábricas de elaboración de vino, procesos de producción de vino espumoso, divin, heres, bálsamo, etc. En combinación con los viñedos que los rodean en la ruta turística “La Ruta del Vino en la República de Moldova“, las bodegas representan una razón importante para visitar el país. También son medios para promocionar el mejor producto turístico de Moldavia.

Turismo Cultural

La República de Moldova posee un rico patrimonio cultural que puede ser de gran interés para los turistas. 140 sitios del patrimonio cultural pueden ser incluidos en el circuito turístico. Los primeros vestigios visibles del patrimonio construido son los yacimientos geodacianos y las fortificaciones romanas. Los restos de fortalezas medievales, complejos arqueológicos como Orheiul Vechi, monasterios rupestres, mansiones nobles y casas campesinas ofrecen una diversidad de atractivos para el visitante. Chisinau, la capital, cuenta con un buen número de monumentos de patrimonio cultural, ejemplos de arquitectura doméstica de los siglos XIX y XX, que también podrían considerarse como atracciones turísticas.

La República de Moldova cuenta con 87 museos con ricas colecciones de arte. Además, los museos se encuentran en su mayoría en edificios de especial importancia arquitectónica. Todos ellos tienen su público especializado, pero al menos 20 son de interés para el público en general.

Parte del producto turístico nacional es la variedad de culturas representadas en diferentes partes del país. La República de Moldova es una amalgama de muchas nacionalidades y culturas con muchas tradiciones, idiomas, folclore, cocina, etc. En la República de Moldova hay más de 880 grupos de música folclórica, la mayoría de los cuales reflejan las distintas tradiciones de sus distritos y orígenes étnicos. Vale la pena mencionar la artesanía nacional, tanto por su valor cultural como por el suministro de souvenirs para los turistas.

Turismo de Salud y Belleza

Los balneoclimaterios de salud existentes en la República de Moldova podrían convertirse en un producto balneoterapéutico y turístico importante a nivel internacional, siempre que se cree una infraestructura adecuada.

Las mejores instalaciones en este sentido son el balneario “Bucuria-sind” de Vadul lui Voda, el balneario “Codru” del pueblo de Hirjauca, distrito de Calarasi, y especialmente el balneario “Nufarul Alb” de Cahul.

Lugares turísticos de la República de Moldavia:

  • Monumentos naturales: Prut Toltres, Unidad natural “Los Cien Nudillos”, Cueva “Emil Racovita”, Parque de Taul
  • Reservas: Reserva “Padurea din Domneasca”, Reserva “Codrii”, “Reserva “Iagorlîc”, Reserva “Prutul de Jos”, Reserva “Plaiul Fagului
  • Museos: Casa y Museo “Alexei Mateevici”, Casa y Museo “Alexandr Pushkin”, Casa y Museo “Constantin Stamati”, Casa y Museo Igor Vieru, Complejo de Museos “Old Orhei”, Museo Nacional de Etnografía e Historia Natural, Museo Nacional de Arqueología e Historia de Moldavia, Museo de Arte Popular, Museo Nacional de Historia y Etnografía “Dumitru Cara-Ciobanu”.
  • Сountry estate: Mansión “Zamfir Ralli-Arbore”, el Castillo de Caza de Manuc Bei
  • Monasterios e Iglesias: Monasterio de Capriana, Monasterio de Hincu, Monasterio de Rudi, Monasterio de Saharna, Monasterio de Tipova, Monasterio de Curchi, Monasterio de Frumoasa, Monasterio de Cosauti, Monasterio de Japca, Iglesia de la Asunción de la Virgen María.
  • Bodegas: Bodega Cricova, Bodega Milestii Mici, Bodega Purcari, Bodega Cojusna.

Por todo esto, pasar unas vacaciones en Moldavia es una muy buena opción, ¿No crees?