Saltar al contenido
Turistas de Viaje

4 razones para visitar St. Martin – St. Maarten

visitar St. Martin – St. Maarten

Una parte francesa, otra holandesa, St. Martin o St. Maarten es verdaderamente uno de los destinos insulares más singulares del Caribe. La diversidad cultural no es la única razón para escapar a este pedazo de paraíso. Esta nación caribeña cuenta con algunas de las mejores atracciones que se encuentran en el sur, y cualquier verdadero buscador de diversión en el sol debería considerarla para su próxima escapada de vacaciones verdaderamente inolvidable, y es por eso que aquí te mostraremos las 4 razones para visitar St. Martin – St. Maarten.

Qué visitar St. Martin – St. Maarten

1- Una playa para todos

La isla de St. Martin – St. Maarten está cubierta de kilómetros de arena blanca complementada por un océano azul turquesa que se baña en sus orillas. Las diferentes playas de la isla son tan diversas en características como su arraigada historia. Ya sea que se dedique a los deportes acuáticos, a la tranquilidad o a tomar el sol desnudo, St. Martin tiene una playa para los gustos más particulares. Aquí hay un resumen de las cinco mejores playas de St. Martin – St. Maarten.

Mullet Bay: Una de las playas más populares de la isla, situada en el extremo suroeste del lado holandés de St. Martin – St. Maarten. Este lugar es impresionante para practicar deportes acuáticos y para disfrutar de hermosas puestas de sol.

Playa de Orient: Considerada una de las playas más sexys de la zona, es un lugar perfecto para un día romántico junto al agua, sobre todo para los más exhibicionistas de los viajeros que nos rodean.

Friar’s Beach: Una opción más familiar que se encuentra en la costa norte de la isla. Más pequeña que algunas de las otras playas de la isla, tiene aguas claras y suaves, lo que la hace ideal para los más jóvenes.

Dawn Beach: Esta impresionante playa se encuentra justo debajo de la frontera francesa en la costa este de St. Martin holandés y cuenta con algunos de los mejores amaneceres y esnórquel que se pueden encontrar en la isla.

Pine Island: Es la más popular entre los lugareños. Esta playa está a sólo un corto paseo en lancha taxi en una pequeña isla sin carreteras ni coches. El lugar ideal para alejarse totalmente de todo.

2- Más museos de lo que creías

Aunque puede ser difícil imaginarse saliendo de las playa para entrar a la rica cultura de St. Martin, la isla ha hecho que se convierta en el hogar de algunas de las exposiciones más veneradas de todo el Caribe. Estos son los 4 museos más importantes de la isla (por si llueve o si alguien se quema con el sol, la excusa perfecta para para visitar St. Martin – St. Maarten, ¿no crees?).

Exhibición de la película de Yoda Guy: Esta exposición es una sorprendente recopilación de casi seis décadas de cine, incluyendo reliquias de películas tan famosas como Terminator y el Halcón Maltés.

Museo de St. Maarten: Este museo es operado por la Fundación del Patrimonio Nacional de St. Maarten y tiene exposiciones que se centran en el período de plantación de la isla, la historia de la isla en la industria de la sal, y la diversidad de la flora y fauna de la isla, entre otros.

Galería de los amantes del arte: Esta galería en particular es operada por la Art Lovers Association, que promueve las artes visuales en todo el Caribe mediante la organización de eventos y exposiciones.

Museo de San Martín – En el Sendero de los Arawaks: Este museo le da una idea de la compleja historia de la colonización en la isla. Las exhibiciones detallan las primeras poblaciones humanas que llegaron a la isla en el año 3200 a.C., así como hermosas artesanías de cerámica.

3- Comida fina de primera clase

Ya sea que pares en un hostal, te alojes con todo incluido o te relajes en uno de los muchos alquileres de vacaciones privados de St. Martin, necesitas comer. Si estás planeando cocinar algo, hacer un picnic en la playa o probar uno de los restaurantes más famosos de la isla, St. Martin seguro que tendrá algo que mantendrá contento a su paladar. Tomando notas de sus influencias holandesas y francesas, las comidas en St. Martin’s tienden a estar compuestas principalmente de mariscos y pescados recién pescados, a menudo emparejados con la mejor comida francesa, creando algunos de los mejores platos del Caribe. Si usted tiene restricciones dietéticas especiales, un alquiler de privado puede ser una buena opción, ya que le permitirá mantener el control de la preparación de sus propios alimentos. Si es posible, trate de probar algunos de los platos de barbacoa al estilo criollo de la isla mientras usted está allí, tales como estofado de concha, plátanos cocidos, pollo estofado y posiblemente el más sabroso camarón a la parrilla con ajo que el dinero pueda comprar.

4- Buceo con esnórquel

Si nunca se ha zambullido en el buceo con esnórquel, las hermosas aguas de St. Martin son un buen punto de partida. Desde principiantes hasta esnorquelistas más experimentados, la isla ofrece una gran variedad de experiencias marinas. Numerosas excursiones de snorkeling están disponibles para aquellos que aún no se sienten cómodos alquilando algunas aletas y saliendo por su cuenta. Asegúrese de no perderse la oportunidad de nadar en Creole Rock, que cuenta con uno de los ecosistemas más diversos de la isla. Otro punto que los aficionados al snorkeling no deben perderse es Turtle Reef, que debe su nombre a la presencia activa tanto de tortugas verdes como de tortugas carey.

Francés, holandés, inglés, sin importar el idioma, St. Martin’s es un destino vacacional internacional verdaderamente especial como ningún otro. Desde la rica cultura, pasando por sus playas vírgenes hasta la hermosa gente que vive allí (así como los que acuden en masa), la atracción eléctrica de una de las islas más populares del Caribe es simplemente innegable. Deja de resistirte, reserva tu billete y decídete en visitar St. Martin – St. Maarten.