Saltar al contenido
Turistas de Viaje

Qué hacer en Lisboa

Qué hacer en Lisboa

Si buscas que hacer en Lisboa, Portugal, entonces este es tu lugar. La ciudad es ideal para visitarla con amigos o en familia.

Lisboa tiene calles pueden ser enormes avenidas, con subidas empinadas, o pequeñas y angostas callecitas empedradas, que invitan al paseo despacio, lleno de cosas para ver y observar. Aquí sabrás qué hacer en Lisboa cuando la visites.

Lisboa, Portugal, es una ciudad diferente por su arquitectura típica, las fachadas de sus edificios son de interminables azulejos, que brindan color, brillo, historia. Sus colores son alegres, pero no estridentes, los celestes, amarillos, naranjas y pardos en tonalidades pastel se imprimen en tus retinas al paso por sus barrios.

Ciudad de muchos contrastes, de alturas y bajos, grandes explanadas al nivel del mar. Al caminarla uno puede notar épocas de esplendor en distintos momentos históricos, mientras la música, confundida con el fuerte sonido de la ciudad, los llevarán a los lugares que todos queremos ver.

Barrios de Lisboa

lisboa barrios

Lisboa está dividida en varios barrios claramente diferenciados. Para conocer la ciudad es necesario dedicar un poco de tiempo a cada uno de ellos.

Los barrios más importantes son La Baixa, El Chiado, El Barrio Alto, La Alfama y Belém. Cada uno de estos cinco barrios tiene un espíritu único.

Además de los barrios tradicionales, en Lisboa hay dos zonas más modernas: La Plaza del Marqués de Pombal y sus alrededores y la zona del Parque de las Naciones, construida para la Expo de Lisboa en 1998.

La Baixa

La Baixa es el barrio más céntrico e importante de la ciudad, donde sabrás qué hacer en Lisboa, ¡comprar!. Fue reconstruido tras el terremoto del siglo XVIII por el Marqués de Pombal, con un estilo clásico y calles geométricas, en él abundan las fachadas cubiertas de azulejos tan típicas de Lisboa. Es el barrio más comercial y durante el día está muy animado.

El barrio de La Baixa se encuentran las plazas y calles más emblemáticas. Comienza en la Plaza de los Restauradores que, a través de la Avenida de la Libertad, lleva a la Plaza del Marqués de Pombal, donde comienza la moderna Lisboa.

Avenida de la Libertad

La Avenida da Liberdade es una preciosa avenida de poco más de un kilómetro de longitud. Es la avenida más majestuosa de Lisboa, con edificios del siglo XIX y aceras cubiertas con mosaicos que forman dibujos en blanco y negro. Está llena de cafés con terrazas cubiertas, monumentos y jardines.

Plaza de los Restauradores

En la Plaza de los Restauradores, llamada así en honor de los que en 1640 se rebelaron contra la dominación española y en cuyo centro se encuentra un obelisco para conmemorar el acontecimiento, está el vistoso edificio del Hotel Edén ocupando lo que fuera un antiguo cine.

Plaça do Rossio

Al lado de la Plaza de los Restauradores encontraréis la Plaça do Rossio, una plaza que ya existía en el siglo XIII y que actualmente es la más animada de la ciudad y el lugar de cita de los lisboetas y visitantes.

Plaza de Figueira y Plaza del Comercio

A un paso de la Plaça do Rossio se encuentra la Plaza de Figueira, con edificios clásicos y una estatua ecuestre de Juan I, desde la que sale la elegante calle peatonal de Rua Augusta que, a través de un Arco de Triunfo de estilo barroco, nos adentra en la Plaza del Comercio, la más espectacular de Lisboa. Rua Augusta está flanqueada por antiguas calles de gremios destacando la Rua do Ouro y la Rua da Prata.

La Plaza del Comercio es la más bonita de Lisboa y fue construida donde estuvo el palacio real.
A medio camino entre transporte y atracción turística en la Baixa encontraréis el Elevador de Santa Justa.

El Chiado y Barrio Alto

El Chiado es un barrio elegante y bohemio conocido como el “Montmartre” de Lisboa. El Chiado fue totalmente reconstruido tras el incendio de 1998 y en él destacan las calles do Carmo, con las ruinas de la iglesia del mismo nombre, y la de Garret.

El Barrio Alto representa la Lisboa alternativa y es probablemente el mejor lugar de la ciudad para escuchar fados. Por sus calles abundan los graffitis y la ropa tendida. Para llegar hasta el Barrio Alto puedes tomar la Rua Misericordia.

La Praça Luís de Camoes, uno de los escenarios de la Revolución de los Claveles, marca el límite de los barrios del Chiado y del Barrio Alto.

Llegar al Chiado y al Barrio Alto

Para llegar a estos barrios los mejor el coger el tranvía 28, el elevador de Santa Justa o el elevador Da Gloria que esta en la misma Plaza de los Restauradores.

Tomando el Elevador de Santa Justa podemos ver las cuatro manzanas de casas que se incendiaron el 25 de agosto de 1998.

Lugares de interés

Si todavía piensas en qué hacer en Lisboa, entonces no dejes pasar este lugar. Una zona común de encuentro es el café A Brasileira, en cuya terraza, instalado en una de sus mesas, una escultura de bronce representa a Fernando Pessoa.

Desde el Miradouro de Sao Pedro de Alcántara podemos disfrutar de espléndidas vistas de La Baixa, el Tajo y la colina del Castillo de San Jorge.

La Alfama

A los pies del Castillo de San Jorge, entre éste y el mar, se encuentra este arrabal humilde antiguo de pescadores, esencia de Lisboa, barrio de olores sentimientos, de tímida vida, cuna del fado: expresión de la melancolía del pueblo portugués.

El barrio de La Alfama estaba ya habitado en época visigoda. Los romanos dejaron testimonio en las ruinas del Teatro Romano (siglo I a.C.) situadas en la rua da Saudade y en el interior de la catedral. La mayoría de las iglesias cristianas fueron destruidas en el terremoto.

Desde la parte alta de la Alfama, próxima al castillo de Alfama, tendremos una magnifica panorámica de todo el barrio que baja hasta el Tajo y del propio puerto. Como no podía ser de otra forma, en la Alfama se encuentra el Museo del Fado.

Llegar a la Alfama

Sus callejuelas empinadas y estrechas, que inspiraron los más bellos versos del fado, no están pensadas para el tráfico rodado.

Para llegar a lo alto del barrio puedes optar por dar un paseo desde el centro o coger el nostálgico tranvía 28, una bonita y cómoda opción que nos dejara en la parte alta del barrio.

El barrio de Belém

Lejos del centro pero muy bien comunicado, río abajo donde el Tajo se funde con el mar, se encuentra el barrio de Belém. Barrio de donde partieron los exploradores portugueses que tanta gloria dieron a Portugal, conquistando gran parte del mundo. Si aún no te has decidido sobre qué hacer en Lisboa, te recomendamos visitar esta zona llena de historia.

En Belém hay dos joyas imprescindibles de Lisboa: el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém. Otros puntos de interés son también el Monumento a los Descubridores, el Puente 25 de Abril y el Museo Nacional de Coches. Y antes de regresar al centro no nos olvidemos de hacer un alto en el camino para degustar sus famosos pastelitos recién hechos dentro del gran local que es la antigua fábrica.

Cómo llegar a Belém

Para ir a Belém lo más cómodo es desplazarnos a la Plaza del Comercio. Una vez allí, tomar el tranvía 15 en la estación de Cais do Sodré. Nos sorprenderá la gran cantidad de viajeros que va a Belém.

En el tranvía, mucha atención a los carteristas. Esta línea es el lugar de Lisboa donde más hurtos se producen.

Llegar a Belém en barco

La forma más interesante de llegar a este barrio que abre Lisboa al atlántico, no obstante, es coger un barco en la estación fluvial y disfrutar durante el trayecto de unas magnificas vistas de Lisboa.

Parque de las Naciones

Con motivo de la Exposición Universal de 1998, en la nueva Lisboa se creó este lugar de ocio al que se accede por la gran Estación de Oriente y por el puente Vasco da Gama.

¿A qué no sabes qué hacer en Lisboa aún?¡Claro, comer! Esta zona cuenta con restaurantes, bares, salas de espectáculos, jardines, zonas peatonales y un gran centro comercial.

Es de destacar la modernísima Estación de Oriente, del español Santiago Calatrava, cuya cubierta es una estructura arborescente de vidrio y acero con gran luminosidad. En este complejo se encuentra una estación de ferrocarril, una de metro y una terminal de autobuses.

Qué ver en el Parque de las Naciones

¿Todavía quieres saber qué hacer en Lisboa? En el Parque de las Naciones se encuentra el segundo acuario más grande de Europa, llamado Oceanário de Lisboa; la Torre Vasco de Gama, excelente mirador y el Puente Vasco de Gama que, con sus casi 18 kilómetros de largo, es el más extenso de Europa.

Otra visita de interés son los Jardines del Agua, que cuentan con algunos inventos interactivos. Puedes visitar el parque por encima del río en el teleférico.

También es recomendable visitar Boca do Inferno y muy cerca también las preciosas ciudades de Cascais y Estoril, una al lado de la otra. En Estoril, se filmó una parte de la película de James Bond, Casino Royal.

En Lisboa encontrarán alegría, colores, moda y diseño, buen gusto, historia y arte, música, bohemia, paseos descontracturados, un río y un mar, rica comida y muy buenos precios, así que ya saben qué hacer en Lisboa cuando la visiten.