Saltar al contenido
Turistas de Viaje

Que ver en Guadalajara España, turismo y mucho más

Guadalajara España fotos 1

Por su situación geográfica, al Noroeste de Castilla-La Mancha, la provincia de Guadalajara es un territorio estratégicamente situado, lindante con Madrid, Aragón y Castilla y León. Conozcamos juntos que ver en Guadalajara España, turismo y mucho pero mucho más.

Guadalajara España Turismo

Su población está muy repartida por sus 288 municipios, de los cuales la mayor parte tienen menos de 200 habitantes.

La provincia cuenta con importantes espacios naturales protegidos de gran belleza, como son los parques naturales del Alto Tajo, Barranco del Río Dulce y la Sierra Norte de Guadalajara.

Además, Guadalajara goza a lo largo de todo su territorio de un riquísimo patrimonio histórico-monumental, disponiendo de una amplia red de castillos y palacios de un enorme valor como el de Sigüenza, convertido en parador nacional.

Para visitar Guadalajara podemos organizar nuestro viaje por las comarcas que componen esta provincia.

  • La Alcarria
  • Campiña de Guadalajara
  • La Serranía
  • Señorío de Molina-Alto Tajo

Ruta de la Arquitectura Negra de Guadalajara España

Llamamos “arquitectura negra” a aquellas edificaciones de tipo popular que usa, como material principal en la construcción, la pizarra, por tratarse de un material muy abundante en la zona. Esta arquitectura no sólo se usa en las viviendas sino también en todo tipo de construcción popular, como las casetas para el ganado o los puentes y caminos.

La pizarra es un elemento que está compuesto por diferentes elementos, todos ellos con colores oscuros, como violetas, pardos, negruzcos, grises o azulados, cuyo conjunto es lo que da este color negruzco a la construcción. Se trata de una técnica muy utilizada en algunos puntos de España, sobre todo en la zona del centro.

Una de las provincias que se caracteriza por su arquitectura negra es Guadalajara. De hecho, puede afirmarse que estas vistosas y peculiares construcciones se han convertido en el punto fuerte y uno de los principales reclamos para el turismo rural de esta provincia.

La arquitectura negra de Guadalajara se enmarca en el espacio comprendido entre la Sierra de Ayllón, la Sierra del Alto Rey, el Sistema Ibérico y el Sistema Central.

El visitante que escoge esta provincia para pasar unos días puede llevar a cabo alguna de las interesantes rutas trazadas para ello. Recorriendo la llamada Ruta de la Arquitectura Negra, podremos observar un gran número de construcciones levantadas con esta técnica, pero, al mismo tiempo, este recorrido nos permitirá conocer mejor la provincia, sus comarcas, sus pueblos y sus gentes, además de poder degustar la exquisita gastronomía típica de cada localidad.

Cabe comentar que los pueblos que componen la ruta de la arquitectura negra han sido propuestos para que sean declarados, por parte de la Unesco, Patrimonio de la Humanidad.

A lo largo del recorrido veremos además unos atractivos parajes, rodeados de montañas y con zonas de gran belleza como el embalse de El Vado o las riberas de los ríos Sorbe y Jarama.

Son varias las rutas que pueden seguirse, e indicaremos a continuación una de las más populares, que tiene su inicio en la localidad de Cogolludo, donde podremos admirar su Plaza Mayor construida en el siglo XV, y en la cual se encuentra el Palacio de los Duques de Medinaceli. En dicha localidad veremos también su iglesia de Santa María, del siglo XVI, así como su castillo. Hemos de recordar que son muy famosos los asados de Cogolludo.

Palacio de Cogolludo guadalajara españa
Palacio de los Duques de Medinaceli Cogolludo.

Seguidamente podemos acercarnos hasta Retiendas, donde veremos los restos del monasterio de Bonaval del siglo XII, para luego, después de pasar por el embalse de El Vado, ir hacia Campillejo, El Espinar y Campillo de Ranas. En esta última población no debemos perdernos, además de su arquitectura, la belleza de su entorno, donde se ubica el paraje del Valle del Arroyo del Soto.

El siguiente punto es Robleluengo, después del cual nos dirigiremos hacia Almiruete y Palancares, encontrando en el camino la hermosa cascada del arroyo de La Matilla.

El final de esta ruta es Valverde de los Arroyos, donde además del conjunto arquitectónico de la población deberíamos llegarnos al espectacular paraje conocidoo como La Chorrera de Despeñalagua.

Parque Natural del Barranco del Río Dulce, Guadalajara España

De todo el patrimonio natural con que cuenta la provincia de Guadalajara España, uno de los más bellos y de más valor ecológico y medioambiental es el Parque Natural del Barranco del Río Dulce.

Se encuentra situado al norte de la provincia, perteneciendo una gran parte de su territorio al término municipal de Mandayona, un pequeño pueblo situado en la comarca de La Serranía. El resto abarca las localidades de Mirabueno, Saúca, Sigüenza y Torremocha del Campo.

Además de Parque Natural, este espacio está declarado también Lugar de Importancia Comunitaria, e incluido en la Red Natura. Asimismo, está declarado Zona de Especial Protección para las Aves.

El parque está formado en torno a una hoz, el llamado Barranco del río Dulce, que es el resultado de la erosión del río a lo largo de los años, que ha ido excavando a su paso las rocas dándoles formas y convirtiendo el lugar en el espectacular paraje que podemos contemplar hoy en día.

El parque es un lugar ideal para los amantes del senderismo, ya que practicando este deporte se descubren en él parajes de gran belleza. Hay una gran cantidad de rutas, debidamente señalizadas, lo cual nos facilita mucho el recorrido.

Una de las zonas del parque más atractivas, aunque también al mismo tiempo una de las más abruptas, es la llamada Hoz de Pelegrina. Allí podemos admirar una bella cascada, y llegarnos hasta el Mirador Félix Rodríguez de la Fuente, desde donde tendremos una impresionante panorámica.En esta zona se encuentra también una cabaña en la que el mencionado naturalista guardaba su material de filmación, ya que usó mucho este parque para las filmaciones de sus documentales, especialmente para los que hablaban de los zorros o de las águilas reales, abundantes en esta zona.

Hablando de fauna, son muchas las aves que hacen sus nidos en el parque y que encuentran en él su hábitat idóneo, como el roquero solitario, el cuervo o el vencejo. Es de una gran importancia ecológica la comunidad que en el parque han creado en concreto las aves rupícolas, entre las cuales hallamos especies como el halcón peregrino, el buitre leonado o el búho real.

En el parque podemos encontrar también ejemplares de especies como la nutria, el corzo o el jabalí, entre otras muchas.

En cuanto a la flora, dada la abundancia de agua, encontramos una gran cantidad de especies que suelen crecer en zonas de ribera, como los chopos, los álamos, los sauces o los fresnos, abundando también mucho los rosales y zarzas. Los bosques de la zona son mayoritariamente encinares y quejigares, destacando, en las zonas más rocosas del cañón, la sabina negra.

Visitar el Palacio de los Duques del Infantado

La ciudad de Guadalajara España, en la comunidad castellano-manchega, dispone de un importante patrimonio arquitectónico e histórico, del cual, sin ninguna duda, su monumento más representativo es el Palacio de los Duques del Infantado.

Palacio de los Duques del Infantado guadalajara españa
Palacio de los Duques del Infantado.

El edificio ha sido calificado como obra cumbre del gótico europeo, aunque con elementos renacentistas, y en el año 1914 fue declarado monumento.

Fue mandado construir por un noble español, Íñigo López de Mendoza y Luna, segundo Duque del Infantado, hacia finales del siglo XV. En el mismo lugar donde fue levantado estaban anteriormente las antiguas casas de esta familia, que mandó derribar para que fuera construido en su lugar el palacio. La obra se la encargó a Juan Guas, un famoso escultor de la época de origen bretón pero que vivía en Toledo, y que fue un máximo representante tanto del gótico tardío como del conocido como gótico toledano.

En la segunda mitad del siglo XVI se hicieron reformas en el palacio, a instancias del duque, ya que el rey Felipe II se estaba construyendo una nueva residencia en Madrid, y el noble quería igualarla, de ahí los elementos renacentistas que vemos hoy en día en la edificación. Se encargó a unos pintores que estaban trabajando en El Escorial que pintaran con frescos los techos, y de esta época data el jardín mitológico del palacio.

Las paredes del palacio han sido testigos a lo largo de los años de una gran cantidad de acontecimientos. En él tuvo lugar la boda del rey Felipe II con Isabel de Valois. Asimismo, Mariana de Habsburgo, esposa del rey Carlos II, se retiró a este palacio, donde residió hasta su muerte, al cabo de 40 años.

Cuando la familia propietaria del palacio, los Mendoza, decidieron trasladarse a vivir a la Corte, el edificio quedó prácticamente abandonado, hasta el siglo XIX, en que el entonces Duque del Infantado vendió la mitad al Ayuntamiento. Más tarde, unos y otros lo cedieron al Ejército, utilizándose a partir de entonces como residencia para huérfanas de militares.

Durante la Guerra Civil el edificio fue bombardeado, y, aunque restaurado con posterioridad, nunca pudo volver a ser el mismo por las grandes pérdidas sufridas, como unos artesanados mudéjares de gran valor, que estaban considerados como los mejores del mundo. Restaurado el palacio, los propietarios lo ceden a la Diputación, aunque el Duque reservó una zona para su familia.

De la construcción destaca especialmente su fachada, decorada con lo que parecen puntas de diamante en forma romboidal, y está considerada una de las mejores de entre las obras renacentistas de nuestro país. También cabe destacar la puerta de entrada, donde podemos ver el escudo de la familia Mendoza.

En cuanto al interior, lo más destacable es su hermoso Patio de los Leones, donde resaltan sus animales mitológicos, que se encuentran protegiendo algunos símbolos como los escudos de la familia. Tiene dos alturas, y todos los elementos de esta zona pertenecen a un estilo gótico isabelino.

Actualmente, se encuentra alojado dentro del Palacio el Museo Provincial de Guadalajara y se puede visitar, durante todo el año, de lunes a viernes de 8.00 a 20.00, y los sábados, domingos y festivos de 8.00 h. a 14.00 h. y de 15.45 hs. a 20.00 hs. La entrada al Palacio es gratuita.

Alcázar Real de Guadalajara España

Del valioso y extenso patrimonio que la historia ha dejado en la ciudad de Guadalajara, no hay duda de que una de sus principales obras la constituye su Alcázar Real.

Se trata de una edificación de origen musulmán, que fue levantada durante el siglo IX encima de una construcción anterior, también árabe. Se encuentra ubicado encima del conocido como Barranco del Alamín, junto a la Puerta de Bradamante, ya que se construyó con el objetivo de que sirviera de fortaleza para defender la ciudad, dado que el lugar en que se emplazó era muy estratégico, pues domina toda la comarca de La Campiña y el valle del río Henares.

A finales del siglo XI la ciudad pasa a manos cristianas, y el Alcázar deja de ser una fortaleza para convertirse en residencia esporádica de los miembros de la familia real. En él residieron temporalmente, entre otros, Alfonso VI, Fernando III o Alfonso XI.

En el siglo XIV, bajo el mandato de este último monarca, se llevan a cabo en el edificio importantes reformas, con la construcción de su patio central, los baños o las albercas, entre otras, que convierten la construcción en un edificio esplendoroso, un bello palacio de estilo mudéjar.

Sin embargo, a finales del siglo XV el Alcázar empieza a caer en decadencia, y sus hermosas estancias empiezan a ser usadas prácticamente como almacenes. Cuando, en el año 1520 tiene lugar el acuartelamiento en el mismo por parte de la población durante la guerra de los Comuneros a lo que le sigue la toma de la ciudad por las tropas de Carlos I, puede decirse que el Alcázar queda destruido.

Esta situación dura hasta finales del siglo XVIII, en que se tiene que ampliar la Real Fábrica de Paños y se decide usar el Alcázar para ello, por lo que se derriba lo poco que quedaba y se construye la llamada Real Fábrica de Sarguetas de San Carlos.

Con la Guerra de la Independencia el Alcázar vuelve a convertirse en un edificio militar, y después de la contienda se instala en él la Academia Superior de Ingenieros de Guadalajara, por lo que el edificio vuelve a sufrir reformas. A finales del siglo XIX se instala también en sus dependencias el Servicio de Aeroestación Militar, siendo el lugar pionero de la aerostática española. Debido a los dirigibles que se fabricaban en el edificio, éste empieza a ser llamado popularmente el “cuartel de globos”.

Bombardeado y destruido durante la Guerra Civil, el Alcázar quedó abandonado nuevamente, esta vez hasta el año 1998, en que se empezaron a realizar en él excavaciones para el estudio de sus restos.

A pesar de su estado, es recomendable una visita a estos muros que tantas vicisitudes de la historia han vivido y que han alojado a tantos personajes ilustres, ya que lo que de èl queda nos permite perfectamente echar la vista atrás y comprender mejor algunos retazos de la historia de esta ciudad.

Se puede visitar, en invierno, de viernes a domingo, además de festivos, de 11 hs. a 14 hs., y, en verano, los mismos días de la semana pero de 11 hs. a 14 hs. y de 18 hs. a 19.30 hs., excepto los domingos y festivos en que el horario seguirá siendo de 11 hs. a 14 hs.

Un recorrido por el Parque Natural del Alto Tajo

El Parque Natural del Alto Tajo es un espacio de gran valor ecológico situado en el tramo de dicho río que se halla en las provincias de Cuenca y Guadalajara. Queda excluido el tramo de Alto Tajo de la provincia de Teruel, a pesar de que allí se encuentra su fuente, al pertenecer a otra comunidad.

Dentro del parque se encuentran además varios espacios declarados como Zonas de Especial Protección para las Aves, así como otros declarados Lugares de Interés Comunitario.

El territorio en el que se ubica el parque se caracteriza por sus extensos páramos, cruzados por un considerable número de ríos y manantiales, que van formando a su paso un espacio lleno de impresionantes hoces y cañones que está considerado como el más importante del continente europeo.

Dentro del parque se encuentran formaciones montañosas como los Montes Universales, cuyas rocas horadan algunos ríos como el Tajo, el Cabrillas o el Bullones. Los conforman macizos como las Sierras del Diablo o los Montes de Picaza, en un paraje de una gran belleza.

Asimismo, encontramos otras sierras, aunque éstas formadas por montañas de menor altura que las pertenecientes a los anteriores, como la Sierra de Umbría Negra o la Sierra de Rocavanos.

Todas estas elevaciones forman un bello contraste con los páramos, por los que discurren los ríos, constituyendo en conjunto un espectacular escenario, con parajes tan impresionantes como el Barranco de la Hoz, por el que corre el río Gallo y donde podemos visitar además el Santuario de la Virgen de la Hoz; o como el Hundido de Armallones, espacio en el cual, a lo largo de 25 km. podemos ver la bella estampa del río Tajo discurriendo hundido entre altas paredes rocosas.

El Castillo de Torija en Guadalajara España

Situada al final de un amplio valle, en un bello entorno natural, se halla la localidad de Torija, en la provincia de Guadalajara, formando parte de la comunidad castellano-manchega, a 958 metros de altitud sobre el nivel del mar.

El municipio, con un censo que ronda los 1.600 vecinos, está considerado la puerta que nos lleva a la emblemática comarca de La Alcarria, y, quizás por su situación estratégica, la historia ha dejado una profunda huella en él, siendo la muestra más visible su castillo, un majestuoso edificio levantado en el siglo XV y cuya historia va ligada a la de la localidad.

El castillo está declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, fue en su origen una atalaya de vigilancia, alrededor del cual se fueron asentando las viviendas y otras construcciones de Torija. En cuanto a su apariencia, perfectamente conservado, es de planta cuadrada, destacando en el mismo sus tres cubos cilíndricos, la Torre del Homenaje y su Patio de Armas, que en su origen tenía un pozo que ya no existe.

El castillo fue construido por la familia Mendoza, que tenía una gran influencia en la época no sólo en la localidad sino en toda la comarca. Vivían en la Torre del Homenaje, aunque en el siglo XVI dejaron de habitar en él. A partir de aquel momento sirvió para alojar de manera esporádica a personajes importantes o monarcas, como es el caso de Carlos V o Felipe II.

Ha sido escenario también de sangrientos hechos, como cuando fue tomado por los navarros durante la contienda entre Juan II de Navarra y Juan II de Castilla, resistiendo nada menos que 7 años dentro del mismo.

En la época de la Guerra de la Independencia, los muros del Castillo fueron volados por el guerrillero Juan Martín “El Empecinado”, que se había refugiado en el mismo y que, finalmente, prefirió su destrucción a que fuera tomado por los franceses. Y durante la Guerra Civil española fue cuartel general de las Brigadas Republicanas capitaneadas por Enrique Líster y Hans Kahle.

Reconstruido en 1962, el edificio alberga actualmente en su interior el Centro de Interpretación Turística de la Provincia de Guadalajara (CITUG), cuya sede se halla en un edificio levantado en el Patio de Armas, una moderna construcción de cuatro plantas.

Además, en la Torre del Homenaje encontraremos también un curioso museo, ya que es el único del mundo que está dedicado a un solo libro. Se trata de la obra de Camilo José Cela “Viaje a La Alcarria”.

El Castillo se puede visitar los viernes de 17 hs. a 21 hs., los sábados de 11 hs. a 21 hs. y los domingos de 11 hs. a 15 hs., existiendo la posibilidad de hacerlo con visitas guiadas.

El Camino del Cid a su paso por Guadalajara

Quienes decidan viajar hasta la ciudad de Guadalajara o hasta algún rincón de su bonita provincia para pasar unos días y conocer un poco estas hermosas tierras, una buena opción a la hora de elegir actividades para realizar o lugares para visitar es hacer una parte de la ruta conocida como El Camino del Cid, una ruta obligada que ver en Guadalajara España.

El Camino del Cid es una ruta muy interesante por su contenido a la vez turístico y cultural. Sigue los pasos de Don Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como El Cid Campeador, desde que fue desterrado y tuvo que abandonar Burgos hasta el momento de su muerte en Valencia.

La planificación de la ruta se basa en los hechos acontecidos según la obra “Cantar de Mío Cid” y es toda una lección de historia, así como de arte. Al mismo tiempo, nos permite, mientras la realizamos, conocer los bellos parajes por donde pasaremos y sus bellos pueblos, algunos de ellos con un importante legado.

El Camino está dividido en cinco tramos:

  • “El destierro””
  • “Tierras de frontera”
  • “Las tres Taifas”
  • “La conquista de Valencia”
  • “La defensa del Sur”

Encontrándonos en Guadalajara, podemos realizar cómodamente parte de los dos primeros tramos.

El recorrido empieza en la localidad de Vivar, cuna de Don Rodrigo, en la provincia de Burgos, en el momento en que debe abandonar el reino al haber sido desterrado por el rey Alfonso VI. Tras pasar por varias localidades de dicha provincia, así como después de haber cruzado también la de Soria, la ruta nos lleva a la provincia de Guadalajara.

En Guadalajara podemos seguir dos rutas. En la primera, en la cual El Cid entró por la Sierra de Miedes, seguiremos las huellas de nuestro personaje en tierras de dominio musulmán. Así, visitaremos Castejón de Henares, situada entre las comarcas de la Alcarria y La Campiña, y que es la primera localidad que fue tomada por Díaz de Vivar, que siguió remontando el curso del río Henares hasta llegar a la capital provincial, Guadalajara.

En cuanto a la segunda, empieza en el municipio de Molina de Aragón, dirección Levante, y durante la misma visitaremos localidades como Anguita y parajes como Campo Taranz, Parameras de Maranchón o la Sierra de Solorio, de una gran importancia medioambiental por la riqueza de su fauna y flora. A partir de este momento, El Camino del Cid se dirige ya hacia la provincia de Zaragoza.

Quienes se animen a hacer el recorrido completo, por todas las provincias que la ruta comprende, pueden solicitar un salvoconducto, que certificará la hazaña, para lo cual será necesario que se estampen en él un número determinado de sellos por provincia. Se puede solicitar en el Consorcio del Camino del Cid o en cualquier oficina de turismo de las poblaciones que forman parte de la ruta.

El Zoológico de Guadalajara España

Si visitamos la ciudad de Guadalajara con niños, tenemos una visita obligada al Zoológico Municipal, situado en el Parque del Río, junto al Henares, donde ocupa 11 hectáreas.

Este zoo fue inaugurado en 1985 y forma parte de la Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios de España y Portugal.

En nuestro recorrido por el Parque Zoológico de Guadalajara podremos contemplar ejemplares de más de cien especies diferentes de los cinco continentes, si bien este parque se ha especializado en fauna europea. Así, podemos disfrutar con los más pequeños viendo osos, lobos, linces, ciervos, gamos, corzos, monos capuchinos, macacos de Gibraltar… Además, encontraremos ejemplares de aves como el emú, el cisne o buitre, y más de veinte especies de aves acuáticas y zancudas.

El zoo cuenta también con una sección dedicada a animales domésticos o de granja, que hará las delicias de los más pequeños de la casa, pudiendo observarse animales como ponys, ovejas, cabras, entre otros.

El zoológico se encuentra además en un entorno privilegiado, contando con una importante arboleda con más de 200 especies diferentes, siendo un auténtico pulmón de la ciudad de Guadalajara.

Dentro, podemos también llevar a nuestros hijos a un parque infantil y recuperar fuerzas en una cafetería-restaurante.

El horario de apertura en la temporada de invierno es de lunes a viernes, de 10.00 horas a 17.30 horas. Sábados, domingos y festivos, de 11.00 horas a 17.30 horas, mientras que en la temporada de verano es de lunes a viernes, de 10.00 horas a 21.00 horas. Sábados, domingos y festivos, de 11.00 horas a 21.00 horas. Su entrada es gratuita.

Guadalajara España Hoteles

Hay cientos de hoteles con diferentes opciones, para todos los gustos y bolsillos, por lo que recomendamos buscar la mejor opción en los buscadores de hoteles más reconocidos y así elegir el que más se adapte a sus necesidades.

Guadalajara España Tiempo

En Guadalajara, los veranos son cortos y muy calientes, mientras que los inviernos son largos y muy fríos. La temperatura generalmente varía de -1 °C a 31 °C y rara vez baja a menos de -6 °C o sube a más de 35 °C. La mejor época del año para visitar Guadalajara es desde principios de julio hasta finales de agosto.

Guadalajara España Mapa

Guadalajara España Fotos

¿Te gustó el artículo? Déjame 5 estrellas Porfa!