‚Ė∑ūü•á C√≥mo funciona un tiempo compartido

El tiempo compartido consiste en la prestación del derecho de uso y goce de una propiedad, por ejemplo un alojamiento vacacional, por un tiempo determinado.

Que es un tiempo compartido y cómo funciona

La edad del propietario medio de un tiempo compartido es de unos 51 a√Īos. Sin embargo, los j√≥venes viajeros deben entender el funcionamiento de la industria antes de seguir adelante.

Esto es imperativo porque hay un n√ļmero de estafas de tiempo compartido que prevalecen en la industria. Los millennials van de vacaciones con frecuencia, y t√≠picamente son los que caen presa de estos enga√Īos.

Mientras que estas estafas parecen bastante atractivas, la gente que no conoce esta industria puede quedar f√°cilmente atrapada.

La gente suele ser presa de estos esquemas después de asistir a la presentación gratuita. La presentación suele estar a cargo de un vendedor que sigue insistiendo en la (aparentemente) flexibilidad y la asequibilidad de estos paquetes de tiempo compartido.

Aunque algunas de estas presentaciones son genuinas, a veces resultan ser estafas. Por lo tanto, es de vital importancia ser conscientes de las pr√°cticas comunes que se siguen en la industria del tiempo compartido y de algunas se√Īales de alerta que hay que tener en cuenta.

Flexibilidad
La emoción asociada a viajar por el mundo es fuerte, pero no siempre es así en la realidad. Algunos propietarios aprovechan esas oportunidades, pero incluso entonces, asegurar la ubicación que desea puede ser difícil. Cuanto más conocidos sean los lugares, por ejemplo, más difícil será reservar.

Asequibilidad
Es fácil conseguir una bebida gratis y un regalo con sólo asistir a una presentación gratuita. Pero cuando se posee un tiempo compartido sin conocer las prácticas de la industria, este compromiso puede tener serias ramificaciones financieras a largo plazo.

Junto con su hipoteca, también será responsable de pagar las cuotas de evaluación especiales imprevistas y su creciente cuota de mantenimiento. Es probable que se vea atrapado en el pago de estos mientras tenga su propiedad de tiempo compartido.

Libre de estrés
Lo que en un momento puede haber parecido una escapada exótica puede convertirse en algo menos que estimulante después de un tiempo, y en este momento, la cuota es ahora una carga financiera.

Como el valor de los tiempos compartidos suele disminuir con el tiempo, si planea alquilarlo, esto también podría no ser factible. Eventualmente, usted termina con una situación en la que ni siquiera usa su tiempo compartido sino que lo paga anualmente.

Algunas otras consideraciones
Aquí hay algunas de las cosas que hay que tener en cuenta;

  • No es malo asistir a la presentaci√≥n, pero puede ser mejor evitar el esfuerzo por completo. Despu√©s de todo, es probable que ya est√© de vacaciones y no quiera perder su tiempo.
  • Si opta por √©ste m√©todo,¬†aseg√ļrese siempre de obtener la documentaci√≥n adecuada. Consiga todas las ofertas por escrito y tome una decisi√≥n informada en base a estas ofertas documentadas.
  • No te lances a estos esquemas despu√©s de asistir a estas presentaciones seductoras previamente planeadas. De hecho, siempre preste mucha atenci√≥n y tome una decisi√≥n informada.

Cómo salir de un contrato de tiempo compartido

Muchos propietarios de éste método se sienten atrapados en él y sienten que no tienen a dónde acudir para pedir ayuda.

Es probable que ya hayan llamado al centro tur√≠stico para ver si pueden salir de su contrato de tiempo compartido. En casi todos los casos se les puede decir que eso no es posible. La raz√≥n principal es que casi todos los contratos¬†est√°n escritos en “perpetuidad”.

¬ŅQu√© es la perpetuidad? Es s√≥lo una forma elegante de decir que es para el resto de su vida. De hecho, se traduce literalmente en “para el resto de la vida”, no s√≥lo su vida, sino tambi√©n la vida de sus hijos y la de sus hijos.

Otro juego al que jugar√°n los centros de tiempo compartido es decir algo como; “tan pronto como pagues la hipoteca del tiempo compartido, te lo compraremos de nuevo”.

Esto lleva a muchos propietarios a pedir dinero prestado para pagar la hipoteca o a retirar fondos de los ahorros para pagar la hipoteca.

El problema es que los centros vacacionales cumplen esta promesa en 2 o 3 veces de miles de casos.

Y una vez que tienen tu dinero (pago inicial) y te han bloqueado para pagarles el resto de tu vida (cuotas de mantenimiento frente a contrato de por vida), no tienen intención de devolverte nada o liberarte de tu obligación.

Nuevos derechos y opciones para que los propietarios de tiempo compartido se salgan de su contrato

Lo que los propietarios no saben es que ahora hay formas de salirse legal y permanentemente de éste tipo de contratos.

Ha pasado mucho tiempo y todavía queda trabajo por hacer, pero los recientes cambios en la industria están dando a los sufridos propietarios de tiempo compartido nuevos derechos y opciones que antes no tenían.

Específicamente, la regulación de la industria y las demandas colectivas contra los centros de tiempo compartido han dado a los propietarios nuevas formas de anular, romper, cancelar y/o salirse de su contrato de tiempo compartido legalmente y para siempre.

Dicho esto, sigue siendo un proceso extremadamente complicado y en casi todos los casos requerir√° los servicios de un abogado especializado en la ley de tiempo compartido.

Después de todo, estos contratos son muy específicos y necesitan un tipo de abogado muy específico, un especialista en el tema.

Incluso si todavía tiene una hipoteca, un abogado con experiencia en el tema puede ayudarle a salir de su contrato y ayudarle a librarse de las tasas de mantenimiento para siempre.

Lo mismo puede decirse de estar atrasado en las cuotas de mantenimiento e incluso si el centro turístico le ha enviado a cobros, todavía puede cancelar su contrato.

El √ļnico escenario en el que la cancelaci√≥n del contrato¬†no es posible es si la propiedad ya ha sido embargada.

¬ŅCu√°nto cuesta cancelar un contrato de tiempo compartido? ¬ŅQu√© determina el costo de la cancelaci√≥n?

Algunas de las variables en juego serían:

  • Cu√°nto tiempo ha sido propietario del tiempo compartido.
  • El centro tur√≠stico en el que tiene su tiempo compartido.
  • Cu√°nto paga en cuotas de mantenimiento anual.
  • Si todav√≠a hay una hipoteca sobre el tiempo compartido.
  • El saldo de dicha hipoteca, si es que la hay.
  • Si est√° al d√≠a o ha vencido su hipoteca o las cuotas de mantenimiento.
  • Otros datos espec√≠ficos que figuren en su contrato de tiempo compartido.

En base a todo esto, el abogado que usted contrate le dirá cuánto cuesta cancelar un contrato de éste tipo.

Esperamos que con éste artículo, hayas aprendido qué es un tiempo compartido y cómo funcionan y qué riesgos tiene adquirir uno.