Turismo en China: Qué ver y qué hacer

En este artículo veremos Turismo en China, que hacer y que ver en un país enorme y con muchas cosas por conocer. El gigante asiático no por nada tiene esta adjetivación: las ciudades chinas están muy alejadas unas de otras y el territorio total de China es inmenso.

Pero es resulta imposible recorrer todo el país en un solo viaje de vacaciones a menos que usted piense en dedicarle varios meses. Lo más usual es elegir entre dos o tres ciudades para visitar y algún monumento o edificio particular fuera de este recorrido.

Generalmente, los turistas en China escogen Beijing (la capital), Shanghai y Xi’an como destinos básicos y agregan alguna ciudad más o destino turístico más si es que tienen tiempo de sobra.

Que hacer en China

La cultura milenaria de China es una de sus mayores virtudes turísticas. No obstante, para el turista occidental la cultura ancestral china es tan deslumbrante como la cotidianidad actual del país.

Por eso resulta difícil abarcar todo en un viaje ya que prácticamente todo lo que usted ve en China le resulta interesante.

Por dar un ejemplo cualquiera, la comida china, la gastronomía china, es conocida en todo el mundo y muchos de nosotros estamos habituados a ir a restaurantes que preparan esta comida o a pedirla a domicilio. Al llegar a China, ya el primer plato que nos sirvan, por muy común que sea, será una experiencia especial para nosotros y así sucederá con todo a lo largo de sus vacaciones.

En resumidas palabras: China es intensa, el turista se sumerge en un mundo cuasi-fantástico, los cinco sentidos se saturan y las vacaciones se transforman en una experiencia de denso placer. Esto es el turismo en China.

Hoteles en China

Tours por China

Conociendo al gigante asiático

En esta guía turística sobre China no podremos abordar absolutamente todo lo que a usted le espera en este maravilloso país, tampoco es nuestra intención: hay que dejar lugar para la sorpresa, para lo espontáneo, para la magia de las vacaciones.

Sin embargo, queremos ofrecerle la suficiente información como para que usted pueda planificar el viaje desde su casa, hacer las reservaciones de alojamiento y traslado necesarias y para saber en términos generales cómo manejarse al llegar a destino.

En resumen, queremos que usted tenga listas las valijas y los trámites antes de partir hacia el fantástico mundo del turismo en China y sus vacaciones no se empañen de engorrosos trámites y búsquedas infructuosas de alojamiento, traslado o lugares para visitar.

Turismo en la Gran Muralla China

La Gran Muralla es la más extraordinaria de las estructuras construidas por la humanidad y la única visible desde el espacio. Además, tiene 2000 años de antigüedad, que no es poca cosa.

La Gran Muralla tiene diferentes segmentos ya que tuvo modificaciones y agregados a lo largo de la historia de las dinastías chinas. Quizá la parte más famosa de la muralla es la correspondiente al área de Beijing y corresponde a los tiempos de la dinastía Ming.

No obstante, actualmente está abierto al público el segmento de la Muralla que corresponde a las regiones de Jinshanling y Simatai son mucho más antiguos y es por eso que actualmente están convirtiéndose en el centro de atención del turismo en China ya que revelan la Gran Muralla en su aspecto original.

En la provincia de Gansu el turista podrá observar la sección construida durante la dinastía Han (aunque es un segmento en ruinas no por ello pierde su magia y esplendor).

El Palacio Imperial Chino

Construido hace más de 550 años el Palacio Imperial es uno de los edificios más famosos del mundo. Su colosal tamaño y hermosura lo convierten en un destino obligado para quien realiza turismo en China.

Encomendado por el emperador Yong y remodelado durante la dinastía Ming y Qing el palacio actual cubre un área de 720.000 metros cuadrados albergando más de 9.000 habitaciones (no hay errores de tipeo en esto, simplemente es algo descomunal).

El Palacio Imperial está rodeado por una muralla de 10 metros de altura y una fosa de 50 metros de ancho. Es una construcción formidable que expresa con gran elocuencia el estilo arquitectónico de China. Es sin dudas una visita que lo dejará con la boca abierta (le recomendamos no ver muchas fotos de él, tenga paciencia y déjese sorprender por lo inimaginable, aun que acá le dejamos una).

El Palacio de Verano

A unos 12 kilómetros del centro de Beijing se encuentra el Palacio de Verano. Rodeado por un parque extraordinario de 300 hectáreas de superficie a orillas del lago Kunming. Tiene más de 250 años de antigüedad y fue encomendado por el emperador Quianlong aunque tuvo que ser reconstruido luego de su destrucción por el ejército franco-inglés.

Entre los atractivos del Palacio de Verano podemos nombrar las más de 14.000 pinturas que retratan la historia china, el Gran corredor (un camino techado de 700 metros de longitud destinado a la movilidad de la casta imperial dentro del palacio) y el Barco de Mármol.

La Tumba de Qin Shihuang (Shaanxi)

Está ubicada a 36 kilómetros de Xi’an. Se trata de la tumba del primer emperador que reinó la China, quién unificó el país y creó la dinastía Qin, el emperador Qin Shihuang.

Ésta es la primera tumba imperial construida en China y una de sus mayores aportaciones al turismo en China. ¿Pero por qué es tan importante? Porque la Tumba de Qin Shihuang no es otra que la gigantesca fosa en donde él está enterrado junto con los 8.000 guerreros de terracota que custodiarán su alma por siempre.

Dentro de la tumba se encuentran los preciados guerreros, muchas armas y cientos de carros de guerra. Este hallazgo arqueológico puede considerarse tan impresionante como las pirámides de Egipto.

El Gran Puente sobre el Río Yangtsé de Nanpu (Shanghái)

No es otra cosa que el puente más largo del mundo (50 kilómetros de largo aproximadamente). Si bien es cierto que no es un monumento histórico, quizá sí lo sea de algún modo, una forma de vivir un monumento histórico durante la época en que es erigido.

Para quienes son amantes de las megacontrucciones y de la ingeniería en general, el Gran Puente es un espectáculo imperdible.

La Ruta de la Seda

Se trata de un recorrido por comunidades étnicas que nos acercarán con mayor exactitud a lo que fue China en sus años pasados. Son más de 4.000 kilómetros de provincias, pueblos, ciudades y aldeas en los cuales se encontrarán monumentos históricos, paisajes maravillosos y podrá observarse de cerca mucha de la arraigada tradición china.

Con esto cerramos esta guía de turismo en China. Ojalá te haya gustado y te pueda ayudar a organizar tu estadía en este impresionante y enorme país.

¿Necesito VISA para entrar en China?

Si. La VISA de turismo debe ser tramitada en la embajada China de su país y el permiso deberá ser ratificado en China. Evidentemente, los requisitos legales para salir de su país e ingresar a China son obvio en lo que respecta a material legal-criminal y a documentación tal como carnet de identidad y pasaporte al día y con una vigencia de 6 meses como mínimo. Lo más conveniente para acelerar estos trámites es que usted planifique su viaje con una agencia de turismo en China o que lo haga con una agencia de su país que le inspire confianza y que tenga experiencia en realizar viajes de turismo en China. El visado de turista no sobrepasa los 60 días.

¿Cómo es el ingreso a China?

Al llegar a China usted deberá declarar sus pertenencias y ser revisado por el personal de la policía de fronteras. Generalmente, este trámite no es molesto ni abusivo en absoluto. Lo que sucede es que el régimen chino es sumamente represivo y se cuida mucho del ingreso de extranjeros a su territorio.

¿Qué vacunas necesito para ingresar a China?

El gobierno chino no exige ningún tipo de vacunación previa al ingreso a China ni durante su residencia en el país. Sin embargo, es recomendable vacunarse contra el tétanos y la poliomielitis (vacunas que generalmente todos los turistas tienen perfectamente administradas).

¿Cuál es la moneda de China?

La moneda china es el Yuan. No es necesario tener mucho efectivo en esta moneda: apenas lo indispensable para un gasto esporádico ya que en la mayoría de los destinos turísticos se aceptan todas las tarjetas de crédito.